Y ahora… Júpiter retrógrado

Júpiter, el planeta de la búsqueda de sentido, el que nos motiva a salir de los límites conocidos y encontrar respuestas, anda retrógrado. Cualquier planeta retrógrado nos invita a ir hacia adentro y reflexionar y Júpiter retrógrado es una invitación cósmica para hacernos preguntas profundas tipo: “¿qué onda con esta vida?”.

Andamos en friega con la chamba, los pendientes, las cuentas, los likes en Instagram, las fiestas, Netflix, etc., y se nos escapa la tarea más fundamental de todas: descifrar qué demonios hacemos aquí y de qué se trata este jueguito llamado “vida/muerte”.
Cada religión afirma tener las respuestas y quienes pertenecen a alguna quizá deban preguntarse si además de respuestas, esa religión les aporta experiencias místicas, de esas que conectan con lo sagrado y con la certeza irrefutable de que provenimos y estamos unidos a una fuente divina. Si la respuesta es “sí”, qué bien.

El propósito principal de una religión y sus rituales no debe ser sostenerse como institución, sino ser el vehículo a través del cual sus fieles accedan a una vivencia directa de la divinidad. Si no se tiene una religión, la responsabilidad de preguntarse y buscar respuestas trascendentes recae en uno. La triquiñuela de “pos si hay algo superior ni me alcanza mi cerebro de 2 kg para entenderlo, entonces mejor nomás respiro, crezco, me reproduzco y me muero, como las plantas” es, por decir lo menos, mediocre. ¿Por qué no mostrar ambición en el tema más fundamental de la existencia? ¿Por qué no aspirar a entender, al máximo de nuestras capacidades, para qué estamos aquí?

Bueno, pues Júpiter retrógrado nos invita a este tipo de reflexiones, porque si uno define el rumbo espiritual, la vida se vuelve un viaje mucho más emocionante, siempre hay un sentido, difícilmente se deprime uno por demasiado tiempo y además a uno jamás se le acaba la plática.

Ah, y con Júpiter retrógrado también es menos difícil hacer dieta, porque Júpiter es el planeta autoindulgente y sonsacador que nos dice: “mira qué rico, cómete todo, ¡te lo mereces!”. Y cuando está retrógrado anda más calladito e introspectivo, así que en estos meses será más fácil decirle “ÑO” a los cheetos y los gansitos.

Júpiter estará retrógrado hasta el 11 de agosto.

57989051_386620295266815_8799490487368024064_n
Ilustración: @pamelladraws

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.